¿Cómo aprovechar el fondo de una botella de vino blanco? Hoy compartimos aquí una receta muy dulce para elaborar en casa y terminar de gastar la bebida. ¡Anímate a probar esta sugerencia de roscos al horno.

La propuesta está extraída de la revista Vinetur (si no la conocéis, ¡os la recomendamos 100%). Aunque en el post original no aparece nuestro vino blanco, desde Bodegas San José hemos querido confeccionar este dulce con nuestro Altillares. ¡El resultado es delicioso!

Ingredientes

  • 270 gramos de harina
  • 70 gramos de azúcar blanquilla más el azúcar necesario para rebozar los roscos
  • Media cucharadita de polvo de hornear (levadura química)
  • 70 gramos de aceite de oliva virgen extra
  • 70 mililitros de vino blanco (en nuestro caso, Altillares)
  • La ralladura de un limón
  • El zumo de un limón
  •  Una pizca de sal

Elaboración de los roscos de vino

Preparar la masa

El primer paso siempre que vayamos a hornear un postre es precalentar el horno mientras hacemos la masa. La temperatura debe ser de 180 grados.

En un bol amplio y con ayuda de unas varillas, mezclaremos bien los ingredientes secos: la harina, el azúcar, la levadura química y la sal. También puedes usar una amasadora o robot de cocina.

Una vez mezclados, añadimos el aceite de oliva virgen extra, el vino blanco Altillares, el zumo y la ralladura de limón. Amasamos hasta conseguir una textura homogénea y lisa.

Dejamos reposar la masa en la nevera durante media hora tapada con un papel film.

Formar los roscos

Saca la masa de la nevera y haz bolitas del tamaño de una nuez. Para que la masa no se pegue a los dedos, puedes untarte las manos ligeramente con aceite de oliva o agua.

Amasa las bolitas para darles forma cilíndrica y une los extremos para formar el rosco.

Pon azúcar en un plato y reboza cada rosco antes de pasarlos a la bandeja del horno. Si te apetece, puedes mezclar azúcar con canela molida para rebozar tus roscos de vino blanco.

Hornea

Prepara una bandeja de horno con papel sulfurado y pon los roscos con un poco de separación para que se horneen por toda la superficie y no se peguen unos a otros.

Hornea a 180 grados durante unos 20 – 25 minutos o hasta que veas que la superficie está dorada. Saca los roscos del horno y deja enfriar sobre una rejilla.

Visita aquí la receta original de los roscos de vino blanco.

Abrir chat