A los pies de las primeras estribaciones de los Montes de Toledo, se crían los viñedos que producen nuestras uvas. En ellos, la variedad predominante, en el caso de las blancas, es airén.

La uva airén es la variedad de uva blanca más cultivada en España. Localizada principalmente en Castilla-La Mancha, también se le conoce por el nombre de Manchega y Valdepeñera.

¿Cómo son los vinos elaborados con airén?

El vino elaborado con airén es de color amarillo pálido y reflejos verdes. Con aromas afrutados, sobresalen los toques a plátano, manzana, pomelo o piña y presenta una acidez moderada.

Son vinos con cuerpo, pero frescos. Fáciles de beber gracias al ligero dulzor que deja en boca. La airén sorprende como una variedad que nos regala vinos agradables y suaves, aunque contengan una alta graduación.

Sus aromas limpios y carácter estructurado convierten a los vinos elaborados con está variedad en perfectos acompañantes que maridan especialmente bien con arroces, pescados blancos, quesos semicurados, platos de pasta, pizzas y mariscos.

Asimismo, al ser considerada una uva neutra, resulta adecuada para elaborar diversos coupages.

Abrir chat