El vino es una de las bebidas alcohólicas más consumidas en todo el mundo y su producción es tan dinámica como fascinante. Cada tipo de vino tiene sus propios medios de elaboración y el propio clima, tecnologías o costumbres de cada uno hace que la producción varié de una bodega a otra. En este post nos centraremos en contar como se elabora el vino tinto paso a paso.

Si bien es cierto que no existe una metodología estándar, hay algunas etapas en este proceso que son indispensables para obtener está bebida tan popular. Si no tienes claro cómo se elabora el vino tinto, presta atención. Te ayudaremos a despejar tus dudas.

Cómo se elabora el vino tinto

Vendimia

¿Quién no ha oído hablar de este paso? En este primer punto, no hay una regla exacta, ya que su recolección dependerá de la variedad y azúcar de la uva, el clima…

Durante la vendimia no solo se recogen los racimos del viñedo, sino que también se descartan aquellas uvas que estén en mal estado. Así, solo quedarán los frutos sanos.

Despalillado

Consiste en eliminar las ramas y hojas del racimo para dejar las uvas sueltas.

Existe una alternativa al despalillado que es la maceración carbónica, en la que se utiliza el racimo completo.

Estrujado

Las uvas se pasan por una maquina que se encarga de romper la piel y, junto a la pulpa, obtener la mezcla conocida como mosto. En este paso, el cuidado se debe tener con las semillas. Se debe evitar triturarlas, ya que cusan cierto amargor.

Maceración

El mosto obtenido se deja reposar durante una o dos semanas. En este momento, la piel de la uva, llamada hollejo, se encarga de dar al vino tinto su color característico.

También se pone en marcha el remontado que consiste en remover constantemente el mosto para que toda la parte líquida se impregne con el sabor y el color del hollejo.

Durante la maceración también se produce la fermentación alcohólica: el azúcar de la fruta se convierte en alcohol gracias a la presencia de levaduras en la uva.

Descube

Se trata de trasladar el líquido a otro deposito en el que se continúa con la fermentación alcohólica. Dura entre dos o tres semanas y seguir con el remontado es opcional. También se puede optar por realizar un sangrado: se extrae toda la parte líquida aprovechando la gravedad y la diferencia de densidades que deja a los sólidos flotando.

Prensado

Esta fase es extra y se aplica solo durante la parte solida que resulta tras el descube. Se pasa a través de una prensa mecánica, par obtener el llamado vino de prensa. Los residuos que quedan al finalizar el prensado se conocen como orujo y suelen destilarse.

Crianza

Es una de las etapas más representativas de la elaboración del vino tinto en la que la bebida reposa en barricas. El tipo de madera, el tostado y el tiempo seguirán modificando el vino y le darán características propias y diferenciadoras.

Embotellado

Es uno de los pasos más claros, pues es el momento en el que el vino se introduce en las botellas. Los vinos jóvenes salen al mercado tras el embotellado, pero otros permanecerán en reposo un poco más. A esto se le llama envejecimiento: el oxígeno penetra a través del corcho para seguir modificando sutilmente las propiedades del vino.